Soy Pedagoga, y tras trabajar durante más de 20 años con niños y familias con necesidades educativas especiales, encuentro un nuevo camino en la práctica de la meditación. Me formé como instructora de meditación, coach educativa, facilitadora de Mindfulness en educación, y últimamente en Mindfulness para niños con TDAH y TEA y sus familias.

En 2015 publicamos, Marta NavalGar y yo «Un bosque tranquilo, Mindfulness para niños», un cuento que pretende llevar Mindfulness a los niños y a las familias. Lo único que podemos cambiar es a nosotros mismos, lo demás está fuera de nuestro control. He visto cómo mi actitud ante la vida iba cambiando de manera radical, haciendo que la vida para mi fuera mucho más fácil, más fluida. Cuando uno descubre algo así, siente la necesidad de compartirlo.